dcsimg

Historias Bosch
Innovación para vivir, innovación para crear

Innovación para vivir, innovación para crear

La pesca subacuática es un ancestral método de pescar bajo el agua que se ha utilizado durante milenios en todo el mundo.


La pesca subacuática es un ancestral método de pescar bajo el agua que se ha utilizado durante milenios en todo el mundo. Las primeras civilizaciones ya estaban familiarizadas con la práctica de arponear peces en ríos y corrientes utilizando ramas filadas. Con el paso de los años se ha convertido en un deporte; en su variante moderna, utiliza bandas de hule resistentes o aire comprimido para impulsar los arpones de pesca subacuática. Conociendo las diferencias de viscosidad entre el agua y el aire, estas eficaces herramientas nos han permitido profundizar en las aguas y capturar peces a pesar de su agilidad y rapidez.

Andre Wicaksana, de Indonesia, siempre ha sido un aficionado apasionado del deporte. Creció en Bali, la isla de los Dioses, famosa por sus playas bañadas por aguas cristalinas. Siendo alumno de 6º año, descubrió la atracción del mar y probó diversos deportes acuáticos. Su familia lo introdujo a la pesca submarina durante su primer año en la escuela superior. No tardó mucho en «sumergirse» por completo en este deporte y pasar mucho tiempo en el mar, casi cada día, con los arpones de su familia.

Uno de sus deseos era tener su propio arpón de pesca submarina y fabricó uno con bloques de madera imitando el diseño de un arpón auténtico. Tardó casi un mes completo en completar su primer arpón de pesca submarina hecho a mano con herramientas tradicionales. Después de varios proyectos diseñando diferentes arpones, comenzó a pensar en comercializar sus productos a medida que iba creciendo su cartera de clientes. Debido a lo laborioso del proceso de producir un arpón, buscó métodos alternativos para aumentar la productividad: el uso de herramientas eléctricas.

Los padres de Andre llevan un negocio familiar de muebles de madera, de donde la proviene el conocimiento sobre el manejo de muchas herramientas eléctricas. El corte de madera es ahora más fácil gracias al uso de herramientas eléctricas: un corte sin esfuerzo, rápido y garantiza incluso la precisión requerida del ángulo.

El agua, especialmente la del mar y de los océanos, tiene características completamente diferentes del aire. La densidad del agua salina es más alta que la del aire. Cuando más nos sumergimos en un medio acuático, mayor es la viscosidad del agua y la resistencia a arrastrar objetos, y es precisamente en las aguas profundas donde viven los peces grandes. Puesto que es esencial poder bajar con el arpón de pesca submarina hasta aguas profundas, necesita tener un peso adecuado y un diseño hidrodinámico.

«Para simplificar y abaratar el mantenimiento es fundamental disponer de un arpón de madera pesada accionado por banda de hule. Depende también del tipo de pez que queremos pescar. He construido muchos arpones utilizando distintos tipos de madera, pero no hay nada mejor que la madera de teca de Java. Tiene el peso adecuado para transportar debajo del agua y cualidades idóneas: es muy duradera y resistente a cualquier tipo de ambiente. Nosotros los usamos para pescar en agua de mar», afirma el empresario.

Sin embargo, Andre no terminaba de encontrar las herramientas eléctricas adecuadas para facilitar su trabajo hasta que probó con Bosch. Su ligereza y resistencia ha contribuido en buena medida a facilitar su trabajo. «Llevo casi una década utilizando estas herramientas eléctricas. Hace ya casi 10 años que tengo la potente GCM 10S». La utiliza para cortar grandes bloques de madera porque su potente motor de 1800 W brinda gran capacidad de corte con la máxima precisión.

Pero su repertorio de herramientas eléctricas Bosch no termina aquí. Andre utiliza la esmeriladora angular GWS 5-100, una herramienta eléctrica manual para cortar, esmerilar y pulir que le permite construir arpones muy hidrodinámicos. «El arpón debe poder nadar contigo. No debe frenarte por el rozamiento con el agua, sobre todo en aguas profundas». La esmeriladora angular es muy polivalente. Puede cortar, lijar y pulir metal o, en este caso, acero inoxidable. La madera y el metal son los dos principales componentes del arpón y del disparador.

Para el montaje de los distintos elementos del arpón, Andre une los materiales utilizando el GSR 10,8-2 LI, un taladro de batería que permite perforar metal y madera. «Su ligereza permite manejarla sin esfuerzo y es la razón de nuestro aumento de productividad».

Desde que comenzara a comercializar sus arpones hechos a mano en el 2000, la empresa de Andre no ha dejado de crecer y da trabajo actualmente a 12 personas. Su equipo puede fabricar hasta 60 arpones cada mes y exporta aproximadamente el 80% de los productos a países como Australia, Estados Unidos y Tailandia».

El interés por la pesca submarina en Indonesia es todavía muy pequeño y explica el elevado porcentaje de exportación de arpones al extranjero. «Hace tan solo 2 o 3 años que la pesca submarina se ha puesto de moda en Indonesia. Llevo más de diez años fabricando arpones y no creo que la demanda vaya a ser alta en este país». Andre Speargun fue fundada en 2000 y es la primera empresa fabricante de arpones de pesca submarina de Indonesia. Sigue siendo la única tienda de arpones de pesca submarina del país.

Bali es famosa por el gran número de turistas extranjeros apasionados por el mar y los deportes acuáticos, como el surf, el buceo, el esnórquel y la pesca submarina. El aumento de esta última ha empujado a Andre a aumentar la producción. «Volviendo la mirada atrás al pasado, es interesante ver todos los retos que he tenido que superar», comenta Andre con una sonrisa. «Bosch me ha acompañado, ha sido testigo de mi andadura y ha contribuido a que Andre Speargun se haya convertido en el negocio que es ahora. Confío en que crezca el interés por la pesca submarina porque es un deporte atractivo y legal que no perjudica el ecosistema».

Início de la página

Privacidad | Legal

© Robert Bosch GmbH